Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2012

Entrevista a Nina Martí: De Geisha a Amazona para "La revolución Madurescente"

Imagen
Nina Martí: De Geisha a Amazona
Tutorial de sopa de cebolla en Youtube



Nina es amiga mía desde la infancia. Durante muchos años veraneamos en el mismo pueblo, Cardedeu, en la falda del Montseny.
Como me ha sucedido con otras amigas de infancia, hemos pasado más de treinta años sin vernos y de repente, Facebook la trajo de nuevo a mi presente, primero con la consabida y típica cena de reencuentro de las amigas del veraneo o del colegio y luego, lentamente retomando, donde la dejamos, nuestra amistad hecha de complicidad y cariño y de aquello que en la infancia une para siempre: los juegos.
En el momento del reencuentro su vida acababa de dar un vuelco total. Recién divorciada, iniciaba el tortuoso camino que pasa primero por la sanación personal, y más adelante por la reinvención de la nueva Nina.
La entrevista que sigue se desarrolló en mi casa, una sofocante tarde de sábado del mes de agosto, en la única tarde libre de su actual apretada semana. Pero es también la síntesis de muchísimas h…

Portfolio de Acciones Formativas 2012/2013 Laura Rosillo

Imagen
Empieza un nuevo curso y tengo a punto mi oferta formativa y toda la ilusión del mundo para encarar esta nueva etapa. Espero que os guste. 














Soy babyboomer: toda una vida de pequeñas revoluciones y sigo...

Imagen
Soy de la generación del babyboom. Nací en una posguerra pero he vivido uno de los períodos de bienestar y desarrollo más largos que la humanidad recuerda. 

Era una niña cuando el hombre pisó la luna y estaba en la cumbre de mi carrera profesional cuando cayó el muro de Berlín.

Fui feminista porque no podía abrir cuenta en un banco, ni alquilar un piso sin el consentimiento de mi padre o mi marido. 

No pude votar en las primeras elecciones democráticas de mi país porque entonces no tenía 21 años.

Viví con alegría y entusiasmo la explosión de la libertad sexual y el progresivo aumento del respeto por los homosexuales.

Vi como la educación se convertía en obligatoria hasta erradicar el analfabetismo.

La democracia trajo el estado laico y con él la evolución social y cultural hacia espacios más tolerantes y globalizados. Viví apasionadamente la desaparición de las fronteras en la Union Europea.

He tenido varias parejas y diferentes modelos de convivencia. Aproveché la implantación del divorcio …

Aprendizaje madurescente: Alfabetización digital y madurez profesional

Imagen
¿Por qué es importante conocer y participar en las redes sociales tengas la edad que tengas?

La rápida expansión de las TIC hace fundamental la alfabetización digital como requisito para el trabajo. La brecha digital afecta a todas las edades pero especialmente a la población activa de más edad.

La necesidad del aprendizaje de habilidades TIC es urgente cuando el conocimiento y las habilidades necesarias para desarrollar tu trabajo evolucionan con rapidez.

Hasta ahora era general la creencia cultural de que la formación es rentable si se dirige a los jóvenes, pero en un momento en que la vida laboral se alarga, y que estamos asistiendo al envejecimiento acelerado de los trabajadores, es igualmente imprescindible desarrollar planes de formación TIC para trabajadores senior.

El aprendizaje permanente no sólo debe producirse puntualmente para actualizar conocimientos y habilidades, es igualmente importante para mantener el "hábito" de aprender, fundamental para no envejecer mentalm…

Se acaba el verano, empieza el año

Imagen
Escucha, tengo algo que decirte,
poco importante, insignificante...

Si el insecto pudiera volver a su larva,
Si volviéramos al paraíso amniótico,
Si recobráramos los dientes de leche...

Reinventarse, rehacerse, recrearse, soltarse, arrojarse, olvidar, desaprender, sanar, concebirse, perdonar, calmar, empezar... nacer de nuevo

Rompiendo la crisálida. Crisis... ¿qué crisis?

Imagen
Desde que soy autónoma el concepto "vacaciones" se ha difuminado hasta convertirse en algo que les sucede a los que tienen una nómina. 

Yo ahora viajo, descanso, busco paisajes y personas nuevas, pero no hago vacaciones.

Cambiar de mar, de aire y de tierra enriquece y permite desechar células y neuronas muertas y construir nuevas sinapsis.

Huyendo del calor de este verano abrasador, he viajado con mi amiga Marta hasta la Marina de Cuyedo, frente a Santander con la playa de Somo frente al hotel y todo el Cantábrico ante mis ojos. 

Barco en lugar de autobús, paseos por la playa en lugar de tostarse tumbado al sol, y acoplarse al ritmo de las mareas, ...en el Norte se vive el mar y la playa de una manera totalmente diferente al Mediterráneo.

Y en un día de calma nos hemos llegado con la bajamar hasta una playa inmensa, una enorme lengua de arena, con la orilla plateada y el mar quieto como un plato y acerado. Se presta a la conversación reposada, a la reflexión pausada.

Eso es lo que…

Cae la noche en Santander

Imagen
Se acaba mi semana cántabra. Vuelvo al este y a mi batalla madurescente. La pausa ha sido inspiradora. Paseando por Santander descubro en una exposición de fotografías y otras obras de Ouka Leele el siguiente poema que contiene mi estado de ánimo de hoy.


Hay noches

Hay noches en que la sensación de extenuación
Me lleva al espíritu
Allí quiero el origen que me crea
La vida en la muerte encuentro
En la nada, en el no soy
Y aunque yo soy dicen que es importante
Encuentro en la nada, el vacío más austero,
Una secreta alegría
Que acompasa mi pecho con la respiración
Del amor que todo comprende
Y nada pide más que sentirse sintiéndolo
En eso estoy en estas noches en que la luna se aleja
Y presiento el negro profundo
Y se escucha el rozar oscuro de sus alas
Trayendo el silencio
Amado silencio, creador de todo lo nuevo
Latens deitas

Ouka Leele 15 de marzo de 2012


Madurescentes frente al Cantábrico

Imagen
Huyendo del calor, escribo desde la Marina de Cuyedo, frente a Santander.

Durante el viaje he hablado con Marta hasta la saciedad de todas las expectativas, las ilusiones, las esperanzas puestas en el próximo otoño, después del tiempo en crisálida que supone el mes de agosto.
Madurescentes a punto del vuelo de renovación.

Hemos repasado síntomas y temores, desde la tristeza y el malestar que provoca la menopausia, hasta el amor a una misma que provoca la experiencia vivida.





En el Norte se vive la playa de una manera totalmente diferente del Mediterráneo. Mientras paseamos por la península de la Magdalena en Santander observamos qu hay pocas toallas extendidas en la arena y que la mayor parte de los bañistas están de pie o paseando por la orilla del mar. Hemos    llegado junto al Sardinero con la bajamar y está la orilla plateada y el mar quieto como un plato y de  color acero. Se presta a la conversación reposada, a la refexión pausada. 
Y eso es lo que hace la gente en la playa, conv…

Aprendizaje en agosto

Imagen
Está la ciudad en silencio en lo más profundo del mes de agosto, sábado 18.  

Puedo oír casi los pensamientos de los cuatro que hemos quedado en este edificio, en esta calle, en este barrio, pero me acompañan todos los fantasmas de esta temporada que acabó (el año empieza en septiembre, es obvio) y que han entrado en mi vida, han dejado un poso que ahora paladeo y algunos de ellos se han ido casi sin notarlo.

Aprendemos gracias al lenguaje y a la imitación. Aprendemos porque conversamos y porque cada uno de los actos de las personas que nos rodean dejan una huella en nuestro cerebro, impactan en nuestras neuronas espejo e incorporamos sus experiencias a nuestra historia vital.

Nuestro primer aprendizaje fue aprender a imitar y de ahí surgió esa capacidad humana de ponerse en la piel de otro, de "comprender". Y a medida que pasa el tiempo podemos comprender a casi todo el mundo, incorporar a nuestra historia a amigos y enemigos de los que copio frases, actitudes, posturas, gesto…

De Gheisas a Amazonas: mujeres madurescentes conectadas

Imagen
Mujeres madurescente a las que la recesión ha hecho un gran favor. Ponerlas en la palestra y forzarlas a transformarse de gheisa en amazona.

Estaba latente esa rebeldía, pero nuestra cultura ancestral rechaza a las brujas desde tiempos inmemoriales.

Mujeres solas, entre equilibristas y magas, apretando mandíbulas y puños, mirando al frente y aprendiendo a aprender.

Y cuando esto sucede, las mujeres buscamos a otras mujeres y en "akelarre" , conjuramos todos los males y levantamos el vuelo.

Ya no llevamos una escoba entre las piernas, nos basta con un smartphone y la energía que brota de los espíritus renovados, de las situaciones límite que nos transforman en heroínas de nuestra propia historia.

Y cada día se suben al carro más mujeres que asoman curiosas a Twitter y comparten lo que ven, lo que oyen, lo que saben... con generosidad extrema. Mi #FF para todas ellas: mujeres conectadas.

De la "adolescencia" a la "madurescencia": Somos legión

Imagen
El término "adolescente" hace pocas décadas que existe. Antes de las primeras décadas del siglo XX, se pasaba de la niñez a la juventud y de ahí a la edad adulta sin etapas en las que se "adolece" de algo, en la que se vive en un estadio incompleto, de persona en espera, en preparación para asumir los roles de adulto.

En 1983 la ONU definió como jóvenes a todas aquellas personas que tienen entre 15 y 24 años (adolescentes de 13 a 19 y jóvenes adultos de 20 a 24), pero es obvio que la edad como criterio es insuficiente, porque no tiene en cuenta el contexto en el que se desarrollan los individuos y si tal vez estas franjas de edad son válidas para sociedades rurales, no lo es en grandes ciudades donde la "inmadurez" podemos decir que casi se alarga hasta la vejez, estamos en estado Beta permanente, en construcción, en permanente aprendizaje.
La crisis en el empleo y las dificultades para acceder al mundo laboral han prolongado enormemente ese período llamado…

Colonos y Residentes Digitales (La revolución Madurescente): Un día "desconectada"

Imagen
Hace ya un tiempo que me despierto a las siete menos cuarto, haya dormido lo que haya dormido. Es un regalo madurescente y llevo incorporado un despertador natural entre otras mejoras que aporta la edad.

Desayuno de forma consistente, fruta, yogur con cereales y café, porque eso dicen los dietistas que es lo saludable: Desayunar como un rey, comer como un príncipe y cenar como un mendigo... ¡Quién me lo hubiera dicho a mí que durante décadas fui de café solo y a la calle! Mientras desayuno enciendo mi tablet y leo los periódicos, tuiteo alguna noticia interesante, reviso mi correo y mi reader. "Meneo" el último post de Pérez Reverte y ¡a la ducha!

He quedado para comer en la playa con un grupo de primos. Iré con mi hermano y su mujer al que mando un mensaje diciéndole a que hora llegaré a su casa. También escribo un mensaje a mi otro hermano para que sepa que no estaré en casa en todo el día. 

Por la ventana miro cómo ha amanecido el día: nubes y claros, pero por si las moscas …

La revolución madurescente: visionado de "EL CAMBIO- Dr. Wayne Dyer"

Imagen
No soy una persona especialmente mística, huyo de los manuales de autoayuda como de la peste y me horrorizan los gurús orientalistas. A través de Twitter me ha llegado una película: El Cambio - Dr. Wayne Dyer... Dura dos horas, pero ha podido más mi curiosidad que la disciplina que me he impuesto este mes de agosto de navegar por internet el máximo de una hora al día, y me la he tragado entera: 120 minutos de entrevista entremezclada con varias historias de cambio. Si quitamos los mensajes trascendentes, queda una hermosa película sobre la que he ido anotando algunas reflexiones que incorporaré a "La revolución Madurescente".

Antes de los títulos de crédito de presentación ya ha llamado mi atención una frase: "No podemos vivir el atardecer de la vida con el mismo programa que la mañana" buen eslogan para lo que quiero desarrollar en el libro.

La película se desarrolla en un "refugio" frente al Pacífico, una "casa de colonias" rodeada de un paisaje…

INTRODUCCIÓN: LA REVOLUCIÓN MADURESCENTE

Imagen
La muerte de mi madre supuso un pequeño cataclismo en mi vida y puso colofón a una época oscura en la que había llagado a una planicie vital absoluta.

Nada de lo que componía mi mundo en ese momento me gustaba y no tenía ni idea de cómo cambiarlo y la muerte de mi madre me dio la fuerza suficiente para cerrar esa etapa y dar carpetazo a todo lo que Barcelona suponía.

Cuando esto sucedió, yo estaba en la India, en el Rajastán , a punto de partir hacia Agra para por fin ver el Taj Mahal, que sé que sólo conoceré en foto. Viajaba con una buena amiga y con un grupo reducido de compañeros, y desde el día de salida, mi cabeza no podía alejarse del hospital donde había dejado a mi madre con un diagnóstico de neumonía y a cargo de mis dos hermanos que se turnaban para estar con ella en plenas vacaciones.

La noche de la salida estuve con ella hasta la una de la mañana (el avión salía de madrugada) con un nudo en la garganta y con una intuición, una vocecita interior que me decía que no debía marc…