lunes, 30 de abril de 2012

Vídeo: Identidad Digital en la madurescencia (resumen)

Resumen del la sesión en webinar para Bureau Veritas sobre: Identidad Digital en la madurescencia: Empleabilidad, Aprendizaje y Desarrollo Profesional en la Madurez. Si quereís ver el vídeo completo clicad AQUÍ

 

domingo, 29 de abril de 2012

La revolución madurescente: Resumen de la ponencia para E20BIZ





Caso práctico PYME: Charisma LTD Observatorio del aprendizaje de Internet en la Madurescencia
De la nómina a la factura, de empleados a empresarios: el fin del trabajo tal como lo conocemos.

Soltarse de la mano de la empresa e iniciar un camino autónomo, emprender el camino de la autonomía personal y financiera, debería ser una etapa necesaria, la etapa de culminación de la carrera laboral de cualquier profesional. 
Esa deseable liberación se ha convertido, gracias a los tiempos económicos que corren, en un emprendimiento forzoso por la continua, sistemática y cruel destrucción de empleo, lo que hace a muchos repetir la españolísima frase "vivan las cadenas", un deseo que se convierte en una búsqueda desesperada de un inexistente puesto de trabajo, en lugar de dirigir toda la energía a aunar trabajo y pasión, afición y oficio, ocio y negocio. 
Según el informe del GEM Global Entrepreneurship Monitor, el emprendimiento forzoso aumentó en España aun 36% respecto a 2010 afectando sobre todo a mujeres y mayores de 50 años.
Y digo afectando porque no se trata en estos casos de una decisión meditada, un deseo de crecer y mejorar la vida laboral, sino de un emprendimiento por necesidad que se vive como una desgracia, cuando no como un fracaso.
Y hablamos de mantener la "empleabilidad" y para ello gestionar nuestra "marca personal" para encontrar "empleadores" en lugar de mantener nuestra "creatividad" y "expertise" para encontrar "clientes".
Y hace ya tres años algo se me removió leyendo a Raimon Samsó y su reflexión sobre la libertad financiera en la madurez. Porque ya no podemos confiar ni en pensiones, ni en fondos de pensiones, la inseguridad financiera,  cuando empieza a otearse en el horizonte no demasiado lejano la jubilación, es grande y el remedio pasa seguramente por emprender.
No sólo por eso, la experiencia acumulada, la mayoría de edad de los hijos, el hastío en el trabajo de hace tantos años..., supone mayor disponibilidad de tiempo y la aventura empresarial se convierte entonces en algo atractivo, viable, gratificante.
Y como dicen los americanos en boca de Janean Chun, no te fíes de la cara de niño de Zuckerberg, ni creas en los estereotipos de Silicon Valley que dicen que sólo los jóvenes pueden innovar y que cualquier niñato puede construir Facebook.
La edad de los empresarios está aumentando asegura la investigación de Vivek Wadhwa que afirma que la tasa más alta de la actividad empresarial se ha desplazado en EEUU a los boomers de 55-64 años.
La innovación es un producto de mentes jóvenes y, por su trayectoria, la generación del baby boom conserva una mentalidad joven: los cincuenta son los nuevos treinta, dice Rieva Leonsky.
Steve Jobs presentó iMac, iTunes, iPod, iPhone y iPad pasados los 45, cuando era joven lo echaron de Apple, sus mayores innovaciones llegaron con la edad y la madurez. (Opiniones extraídas de Boomers who start business en  The Huffington Post)
Muchos boomers están perdiendo su empleo por la recesión. La discriminación por edad está empujándoles al emprendimiento forzoso y el autoempleo como única solución.
Podríamos estar entrando en la época dorada de la iniciativa empresarial frente a la mentalidad  “asalariada” en la que personas maduras son dueños de su trabajo en parte por necesidad, en parte alimentando sueños que no pudieron cumplir de jóvenes, y en parte para tomar el control de sus vidas de cara a la jubilación.
Incluso dentro del seno de las empresas parece que empieza a ser tendencia una creciente autonomía del personal, una organización cada vez más "redárquica" hasta el punto de externalizar el máximo de procesos, establecer relaciones laborales temporales por contrato o servicio puntual y adelgazar su estructura a menudo hasta la extinción para pasar al "management by out", la venta de una parte de la empresa, de un servicio, de un producto, de un proceso, a un profesional, que de esta manera de empleado se convierte en empresario, casi siempre unipersonal: autónomo.
En este sentido quisiera explicar el proceso, voluntario en este caso, de transformación que supone iniciar pasados los cincuenta un nuevo camino laboral como emprendedora: Cómo construir una identidad digital, cómo constatar que en tiempos de redes hay que ofrecer servicios, no productos, elaborar un portfolio dirigido a una generación, la de los babyboomers, que verá prorrogada su vida laboral, que en este momento es la más afectada por los ERE y las reestructuraciones empresariales, que en el caso de perder el empleo difícilmente se podrá reincorporar a una empresa y deberá convertirse en emprendedor forzoso. Pero que tiene a su favor en cuanto a su valía profesional el descenso de la natalidad y que la experiencia en estos momentos en los que se buscan trabajadores del conocimiento es un valor en alza que anuncia la revolución madurescente.


Para incorporarse a este cambio, al emprendimiento forzoso, el aprendizaje permanente es la clave y la actualización en los recursos de la web 2.0 y las redes sociales para nuestro desarrollo profesional imprescindible. Y este es el servicio que decidimos ofrecer desde Charisma LTD: Observatorio del aprendizaje de Internet en la madurescencia, que en todos los formatos conocidos: presencial, elarning, blended learning y hasta en forma de clases particulares, pretendemos dotar de recursos digitales a analfabetos e inmigrantes digitales que difícilmente reconocen su desconocimiento y que en su proceso de aprendizaje se debe dedicar un tiempo importante al desaprendizaje.
El nuevo emprendedor maduro debe controlar y gestionar su identidad digital y posicionarse en internet para tener visibilidad, la mejor manera de ofrecer sus servicios y experiencia.
La revolución madurescente llama a plantarle cara al estado de temor, casi de pánico en el que estamos sumergidos en aras de los intereses de no se sabe muy bien quién, porque esto de los “mercados” no es más que el nuevo “coco” con el que nos atemorizaban de pequeños si no nos portábamos bien, es decir, si no nos callábamos, dejábamos de protestar y nos comíamos sin rechistar el filete de hígado que tan bueno iba a ser para nuestro crecimiento, pero que nos repugnaba.
La revolución madurescente llama a sacar la cabeza del pozo y afirmar que estamos en nuestro mejor momento creativo, ese momento en que podemos aunar experiencia y pasión, templanza y curiosidad, ese momento en que sabemos mesurar con precisión el alcance de un riesgo que estamos dispuestos a correr con los ojos muy abiertos y con el paracaídas de todo lo observada, todo lo leído, todo lo vivido.

El post del domingo: reencuentro madurescente

Apenas hay sorpresa..., la mirada es la misma, tal vez el peso del paso de los días aquieta nuestros gestos y las pausas entre frase y frase. Pero somos las mismas que pasearon por el Blvd Saint-Michel hace quince años haciendo novillos de un congreso sobre la Administración Pública lleno de ministros africanos.


La sorpresa surge al comprobar la virulencia de nuestras madurescencias apasionadas, esa capacidad que tenemos de poner nuestro pequeño mundo patas arriba una y otra vez en la ardua búsqueda de nuestro lugar en el mundo.


Y aún ahora decimos aquello que nos mantiene alerta... "Cuando seamos mayores..." o esa frase tan beta, tan madurescente: "Aún no sé qué quiero ser..."


Y retomamos la conversación, después de la puesta al día, en el punto en que la dejamos hace seis años, que ese es el maravilloso misterio de la amistad.


Carmen, estamos "on the road", como siempre.

viernes, 27 de abril de 2012

Pasito a pasito la Internet Social se convierte en hábito

Estamos conectados. 


Pasito a pasito la Internet Social se mete en nuestra vida cotidiana, impregnándolo todo, permitiendo que nuestro primer círculo de relaciones que diría Dunbar, crezca y se amplíe hasta estar en conexión próxima e íntima con amigos a los que ni siquiera ponemos cara.


Y nunca apagamos el móvil, y lo miramos, lo tocamos, lo buscamos cada dos por tres, extensión de nuestra memoria, club social donde somos alguien, reloj, cámara, discoteca, brújula, despertador y hasta teléfono!


Y echamos de menos a @xxx porque hace tres días que no twitea, ni siquiera retwitea, seguro que está enfermo...


Y mientras pongo como música de fondo la tele en directo, juego a Apalabrados con un desconocido de Almería o busco en YouTube el momento televisivo del que hablan todas las redes sociales.


Y pasito a pasito los que nos dedicamos al aprendizaje vamos transformándonos en brokers del conocimiento, en comisarios digitales, filtrando y distribuyendo la información que nuestros seguidores demandan.


Pasito a pasito..., hasta que no haya vuelta atrás.







lunes, 16 de abril de 2012

Internet nos ha cambiado la vida: nuevos valores, tendencias emergentes 1

Comienzo a recopilar información y opiniones para mi conferencia en ExpoElearning Bogotá.






Quiero partir de la idea de que el mundo ESTAMOS CONECTADOS.
Según una reciente encuesta de IPSOS/REUTER acceden a Internet 6 de cada 10 personas en el mundo. Y de esas persona el 85% envía y recibe correos electrónicos y el 62% se comunica a través de las redes sociales. Toda una revolución en nuestra manera de comunicarnos.


Lo interesante, lo fundamental de la irrupción de Internet en nuestras vidas, no sólo es el fácil acceso al conocimiento y la posibilidad de relacionarse saltándose fronteras y barreras, lo interesante repito es que miles, millones de personas crean contenidos que suben a la red de forma generosa, que todos somos trabajadores del conocimiento, todos nos hemos convertido en maestros de todos.


Siguiendo con las estadísticas en EEUU el 50% de los menores de 30 años han creado contenido digital en Internet y el 25% tiene su propio blog. No analizo si el contenido será relevante o no, lo que observo son nuevas reglas del juego, pasos agigantados para transformarse de meros consumidores pasivos en prosumidores con voz propia.


El mundo está conectado, pero la conexión no es nada sin contenido, el "contenido" es el rey afirman actualmente los responsables de marketing de las empresas, y los valores que emergen en esta sociedad del conocimiento tienen que ver con la Generosidad, la Reciprocidad, la Colaboración, la Apertura... como afirma Joana Sanchez en el Blog Mujeres Consejeras.


Y en este sentido me gusta el concepto inventado por Isaac Mao, el Sharismo al que define como un movimiento que pretende transformar el mundo en un cerebro social emergente: Somos neuronas en red conectadas entre sí por las sinapsis del software social.






Y en este contexto aparece la nueva ética del hacker, definiendo al hacker como lo hace Pekka Himamen, "la persona que disfruta con la exploración de los detalles de los sistemas programables y cómo aprovechar sus posibilidades; al contrario que la mayoría de los usuarios, que prefieren aprender sólo lo imprescindible." La ética del hacker frente a la vieja ética protestante que cree que la finalidad de la vida es el trabajo, propone como fin vital la pasión y que compartir información es un bien poderoso y positivo. Es tarea de la ética de los nuevos trabajadores del conocimiento compartir sus descubrimientos y facilitar el acceso a la información. La educación debe basarse en la pasión en forma de Academia Red que como en la de Platón los alumnos se enseñen entre sí.

Y en el mismo sentido hablan Charlene Li y Josh Bernoff en su Mundo Groundswell que definen como un fenómeno social que consiste en que la gente utiliza las tecnologías para obtener lo que necesita pero no de las empresas, sino de otras personas. Groundswell puede traducirse como remolino que metafóricamente representa la ola de democratización social que ha permitido Internet y que supone para las empresas un cambio radical en la manera de relacionarse con sus clientes.


Estamos hablando de otro valor emergente: el crowdsourcing que aparece como contraposición al outsourcing y supone la creación de una plataforma desde la que se genera una participación masiva habitualmente como voluntarios, en la que múltiples pequeñas aportaciones individuales logran desarrollar un proyecto (según definición de Juan Freire y Antonio Gutiérrez Rubí)




Esta sería la primera parte de la charla, en la segunda quiero abordar temas como la coopetencia, la redarquía, la extimidad, la e-governance, los nuevos modelos de negocio, la movilidad, la cocreación y las características de la empresa 2.0....




domingo, 15 de abril de 2012

Como Sísifo en domingo

Fin de semana de volver a subir la piedra, como Sísifo,  volver a revisar, repasar, reconvertir, reenfocar, replantear.... y vuelta a empezar...


No puedes soltar la piedra..., te aplastaría, siempre hacia arriba hasta que la piedra caiga por el lado opuesto de la montaña y vuelta a empezar.


Sola, oyendo a lo lejos las voces que al pie de la montaña te jalean o dudan de que puedas llegar a la cumbre, que de todo hay.


Sin ver qué hay más adelante y ya se sabe que la imaginación todo lo aumenta y deforma...


Añorando el camino llano de la certeza mientras te ahogas en las arenas movedizas de la incertidumbre.


Estoy acostumbrada a empujar la piedra, si me la quitaran de entre las manos creo que desconcertada buscaría una nueva piedra que empujar.


¿Cuando empezará de verdad la primavera? Ya tarda.

Entrevista en la nube

AEFOL - ENTREVISTA A LAURA ROSILLO
Perfil profesional:

Llevo más de 25 años trabajando en Recursos Humanos, especialmente en temas de formación. He vivido la evolución de la formación desde la irrupción de la dinámica de grupos en la empresa hasta la creación e impulso de redes sociales internas para compartir la inteligencia colectiva de los empleados de una organización. Actualmente me gusta colaborar en proyectos que supongan la creación de redes sociales internas y partan de los principios del aprendizaje informal. Me dedico a la gestión de la Identidad Digital de los profesionales, a  la Selección y Formación de equipos de Formadores Internos, a la creación de comunidades y redes sociales internas y a la alfabetización digital.




.   ¿Qué es la madurescencia?
Se considera un cambio drástico en nuestra visión de la vida.  Se dice que antes de esta etapa la persona mira a la vida en términos de los años vividos, luego comienza a mirar hacia la vida en términos de cuantos años me quedan por vivir. Hay personas que nunca entran en esta crisis y no hay edad concreta para sufrirla pero algunos autores coinciden en que si se  produce, es en ese momento en que el adulto debe hacerse cargo a la vez de sus padres y de sus hijos.
Se llama “madurescencia” a la reacción ante la crisis de la “mediana edad” (middlescence).  Es un término que se utiliza para denominar un proceso similar al de la adolescencia durante la mediana edad.  Se caracteriza por un nuevo esfuerzo de búsqueda de una nueva identidad.  El adulto llega a un punto en el que se pregunta ¿esto es todo lo que hay? y comienza a buscar nuevos alicientes vitales que pueden suponer un cambio radical en su vida laboral, en su vida afectiva o relacional. A menudo la persona incurre en patrones de comportamiento que no son típicos de su edad, en particular, tratar de establecer patrones de vida típicos de los adolescentes.
Se caracteriza por un marcado esfuerzo por hacer cosas que nos parecen que tienen valor y significado en la vida.  Además, hay un marcado interés por contribuir a la formación de la generación que se está levantando.






·         ¿Cuáles son los retos de las empresas hoy ante el cambio generacional y el uso de las TiC?
Fundamentalmente el uso de las TIC en las empresas supone una auténtica revolución en el campo de la comunicación y las relaciones de poder. Si los consumidores, los clientes, se han convertido en prosumidores y dan su opinión sobre las marcas, entran en conversación con la empresa y son, en cuanto son fans de la marca, parte fundamental del proceso comercial, en el seno de la empresa se tiene que producir el mismo proceso: El trabajador es el centro y se le debe pedir opinión y que forme parte del proceso de decisión.
Por otro lado están conviviendo en las empresas hasta cuatro generaciones con tecnologías y valores muy diferentes. El esfuerzo por parte de las empresas debe centrarse en facilitar el intercambio de conocimientos entre estas cuatro generaciones de manera que cada segmento aporte a la empresa su “expertise” y colabore en crear la inteligencia colectiva de la organización.
Y además, las empresas deben formar a sus empleados para que desarrollen competencias digitales, ya que el futuro pasa por una empresa en red, en la que no será necesaria la presencialidad continua y sí un eficaz sistema de comunicaciones y de gestión del conocimiento, donde los empleados serán evaluados por el valor añadido que aportan, las relaciones que establecen y la información que gestionan.


·         ¿Se puede ser eficiente y productivo en el trabajo diario sin usar las TiC?


Las TIC ahorran tiempo y esfuerzos. Se trata de poner Internet a nuestro servicio y no navegar sin rumbo. Para ello hay que aprender las cuatro reglas de la economía del tiempo en Internet: aprender a buscar, aprender a guardar y aprender a compartir. Sin esas habilidades es muy difícil no ahogarse infoxicado, dispersarse de web en web y entrar en conversaciones no productivas. Así pues, es imprescindible invertir en el aprendizaje de las nuevas competencias que debemos añadir a cualquier perfil profesional. El problema actualmente es que existe un desconocimiento de las ventajas de las herramientas 2.0 en internet porque su uso no se ha incorporado a las rutinas laborales porque sigue considerándose que internet es igual a ocio y no a negocio. Pero es inevitable que acaben incorporándose a nuestros hábitos laborales como en su día lo hizo el uso de la ofimática y del correo electrónico que son herramientas más laborales que de ocio.






·         ¿Qué importancia tiene para un profesional participar en las redes sociales?
La participación en redes sociales tiene que ver con la deseada visibilidad. El problema de Internet no es preservar la intimidad como afirman muchos de sus detractores. En un momento en el que es tan sencillo opinar, tener un blog, comunicar en Twitter, lo que se convierte en un trabajo ímprobo es tener visibilidad y gestionar la identidad digital de forma que nos posicione en el mundo laboral e incremente nuestra empleabilidad.
Tener voz, ser visible, construir una reputación en internet, conseguir que enlacen nuestras aportaciones, nos retuiteen, nos citen, hablen de nosotros..., se está convirtiendo en un requisito imprescindible tan importante como mantenernos permanentemente actualizados en nuestra especialidad.
Lo importante es construir una red de contactos significativa en internet e interaccionar con ella para gestionar con eficacia nuestra reputación profesional.






. ¿Cómo te imaginas una empresa dentro de cinco años?


Estructuras centrales muy pequeñas y con poco personal contratado. Relaciones laborales efímeras por proyecto. Equipos profesionales interdisciplinares que se crean puntualmente para la ejecución de un proyecto y se deshacen una vez realizado el servicio, de forma que el lider de un determinado proyecto pueda convertirse en miembro de un nuevo equipo con un lider diferente.


Creo que no tendrá tanta importancia como ahora la sede "física" de la organización y ganará importancia la sede "virtual" y lo digo por una pura cuestión de gasto.


Sobrevivirán en Europa las empresas que ofrezcan servicios, más que las que ofrecen productos que se ubicarán en las zonas emergentes BRIC. Esos servicios tendrán que ver con la "curation" de contenidos, con la gestión de la información y que tengan en cuenta la personalización total de los servicios.


En Europa habrá que tener muy en cuenta el envejecimiento de la población porque cambia radicalmente el tipo de consumo que primará y eso supondrá también un envejecimiento de las plantillas, por lo que, no sólo tendremos que alargar nuestra vida laboral sino que las empresas deberán centrarse en aquellos servicios que necesiten de la experiencia de sus profesionales más que de la fuerza de trabajo.


Los actuales departamentos de Recursos Humanos deberán tener en cuenta la gestión de las nuevas necesidades de los profesionales que pasan por centrarse en la actualización tecnológica permanente de los trabajadores maduros.




·    ¿Qué es lo más importante que debe tener en cuenta un profesional para estar al día en su trabajo y ser competitivo en su desarrollo o carrera profesional?
La gestión de la información y la gestión de las relaciones, teniendo en cuenta la creciente importancia de Internet en nuestra carrera y desarrollo profesional.
Así que se vuelve imprescindible desarrollar las competencias y habilidades digitales que nos permitan movernos con agilidad en los espacios profesionales de internet.
Internet ha alterado nuestras rutinas profesionales. Más que leer, escaneamos información, el desarrollo tecnológico nos empuja a la multitarea tan natural en los nativos digitales. El poder y la influencia no reside ahora en la obtención y retención de información sino en la generosidad de compartirla, de ser referente y guía de tu comunidad, una nueva forma de liderazgo que supone una gran actividad productiva, creadora que comporta desarrollar criterio para filtrar información y ofrecerla "destilada" a tu organización.






·         Estás escribiendo tu primer libro con Tomás Cascante ¿nos puedes adelantar su contenido? ¿para cuándo su salida al mercado?
En "La revolución madurescente" analizamos el futuro de la generación del Babyboom en España. Una generación que está viendo que su vida laboral se alarga más de lo que era previsible por un montón de razones y sugerimos a los miembros de esa generación, que es la nuestra, cómo adaptarse a la nueva realidad social y sacar provecho a lo que hasta hace muy poco se vivía como una fase de preparación para la jubilación.
Los "madurescentes", o sea aquellos babyboomers que quieren reinventarse, que quieren vivir intensamente, están llamados a llevar gran parte del peso productivo de los próximos años entre otras cosas porque somos "más" y seremos en breve más del 30 % de la población activa.
Intentamos en nuestro libro hacer una reflexión sobre esta nueva realidad sociolaboral y aportar testimonios y nuestra propia experiencia sobre cómo superar con éxito la temida crisis de la "midlife".
Esperemos que pueda salir al mercado como muy tarde después del verano.





miércoles, 4 de abril de 2012

ZMOT: El momento cero de la verdad

"Salir de la zona de confort", se dice Laura mirándose al espejo, porque hay que hacerse visible, diferenciarse, ser única.


Salir de la zona de confort, como dicen en Twitter todos los "gurús" del coach express que aconsejan con voz sabia y en 140 caracteres cómo salir de la crisis.


Salir de la zona de confort, romper con las rutinas, con las normas acatadas desde siempre, huir de mis costumbres más arraigadas... todo nuevo, diferente, inicial, rompedor.


"Salir de la zona de confort", vuelve a decirse Laura, que inicia el cambio rebuscando en su armario algo rompedor que la aleje del jersey y pantalón negros y la americana convencional. Finalmente da con una blusa azul eléctrico que combina con un pañuelo con flores azules que reproduce los mosaicos de Tockapi Sarai en Estambul. Broche Svaroski en azules también y a la calle.


Llueve y eso es renovador también. Que se limpien las calles, que el agua arrastre contaminación y suciedad, ¡bendita primavera!


Poco cambio es el cambio de uniforme y la siguiente pregunta es la de siempre:


¿Dónde se esconden los clientes? Sabe que están ahí, que una gran masa de analfabetos e inmigrantes digitales aguarda la mano que les conducirá por la senda digital de la gestión de la identidad.


Sabe que la mayor parte de ellos están aparcando el problema de su desconocimiento de las bondades del mundo digital, esperando tiempos mejores, cuando la transformación que estamos viviendo es tan profunda que adquirir esas nuevas habilidades es urgente e imprescindible.


Y sabe que si no encuentra a sus clientes es porque repite más de lo mismo y como dijo Eistein: "Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo." 


Así que no basta con el vestido, cambiemos también escenarios cotidianos, salgamos a la calle, actuemos off line.


Siempre le costó eso de las relaciones públicas, y las privadas también. Antes era mejor al teléfono que en persona y ahora conversa más por Twitter que en las comidas de negocios.


Ese el "quid" de la cuestión: no encuentra a sus clientes porque no están en Twitter, ni en Facebook, ni siquiera en Linkedin... y socialmente es una vendedora tímida, imposible que cierre de primeras un acuerdo.


Difícilmente llegará al "momento de la verdad", ese momento en que se establece el vínculo con otra persona y esa persona sabe que te necesita. Para eso hay que ser social, sociable, empático, solidario, gregario, generoso y todos esos términos tan 2.0.


Está llegando a su destino, el viaje en metro ha servido para sea consciente de sus debilidades, de sus carencias... no está mal en este día de salida de la zona de confort...


La sala está llena a rebosar, hoy hablaremos de APPS, ¡hay que estar al día!


Laura se queda petrificada: en la mesa los cuatro ponentes toquetean sus papeles y sonríen a la sala.


Los cuatro llevan una blusa azul eléctrico y un pañuelo con flores azules que reproduce los azulejos del Tockapi Sarai. Y los cuatro miran a Laura con asombro y desolación. han comprobado también que notas y chistes son idénticos en sus cuatro presentaciones. Imposible hacerse visible. Imposible distinguirse. Esta es la nueva realidad.


José Cabrera





lunes, 2 de abril de 2012

De la nómina a la factura, de empleada a profesional independiente: el fin del trabajo tal como lo conocemos



Soltarse de la mano de la empresa e iniciar un camino autónomo, emprender el camino de la autonomía personal y financiera, debería ser una etapa necesaria, la etapa de culminación de la carrera laboral de cualquier profesional. 

Esa deseable liberación se ha convertido, gracias a los tiempos económicos que corren, en un emprendimiento forzoso por la continua, sistemática y cruel destrucción de empleo, lo que hace a muchos repetir la españolísima frase "vivan las cadenas", un deseo que se convierte en una búsqueda desesperada de un inexistente puesto de trabajo, en lugar de dirigir toda la energía a aunar trabajo y pasión, afición y oficio, ocio y negocio. 

Según el informe del GEM Global Entrepreneurship Monitor, el emprendimiento forzoso aumentó en España aun 36% respecto a 2010 afectando sobre todo a mujeres y mayores de 50 años.

Y digo afectando porque no se trata en estos casos de una decisión meditada, un deseo de crecer y mejorar la vida laboral, sino de un emprendimiento por necesidad que se vive como una desgracia, cuando no como un fracaso.

Y hablamos de mantener la "empleabilidad" y para ello gestionar nuestra "marca personal" para encontrar "empleadores" en lugar de mantener nuestra "creatividad" y "expertise" para encontrar "clientes".

Incluso dentro del seno de las empresas parece que empieza a ser tendencia una creciente autonomía del personal, una organización cada vez más "redárquica" hasta el punto de externalizar el máximo de procesos, establecer relaciones laborales temporales por contrato o servicio puntual y adelgazar su estructura a menudo hasta la extinción para pasar al "management by out", la venta de una parte de la empresa, de un servicio, de un producto, de un proceso, a un profesional, que de esta manera de empleado se convierte en empresario, casi siempre unipersonal: autónomo.